allemand.m@gmail.com

lunes, 19 de marzo de 2018

Las lowcost abren un nuevo mapa para el Turismo Rural


By Lic. Mariano Villani 
Presidente de Alatur 
Uno de los formatos más frecuentes del turismo rural responde a la modalidad de “escapadas”. Los turistas eligen escapar de las grandes ciudades en búsqueda de entornos turísticos rurales que nuestro país ofrece en toda su extensión. Existe entones una concentración de propuestas cercanas, a tiro de viaje en auto desde las grandes ciudades hacia localidades en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, en un rango de 300 km aproximadamente, que siempre tienen más posibilidades de ser visitadas. Las preferenciales, que se encuentran a 100 km, alardean de que “no se necesita más que un termo de mate para llegar a destino”. Este mapa preferencial del turismo rural amplía sus límites con la aparición de las nuevas líneas aéreas económicas, llamadas lowcost, que despegan ante la mirada atenta de los prestadores del interior ya que la posibilidad de viajar barato y rápido federaliza las chances de hacer turismo rural en otras provincias y destinos. Por ejemplo, una pareja de jóvenes profesionales planean hacer enoturismo y visitar el proyecto vitivinícola denominado “Costa y Pampa” emplazado en Chapadmalal, Provincia de Buenos Aires, que les llevaría 4 horas y media de manejo a destino. Sin embargo, el tiempo en turismo es un tema jugoso y en este punto las lowcost juegan el rol clave: en avión nuestros turistas llegarían a Mendoza, cuna del buen vino y emblema de la vitivinicultura argentina, en menos de 2 horas de vuelo. Los nuevos jugadores del mercado aerocomercial doméstico modifican el escenario, influyen en los precios de los tickets que se reducen hasta alcanzar equivalencias en la economía del viaje y las motivaciones y modalidades de turismo rural se reconfiguran completamente en el territorio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario